Cuando un nuevo miembro de la familia llega al mundo, hay muchas cosas que tener en cuenta. Dejando a un lado la alimentación y la higiene, el descanso es una parte clave en su desarrollo. Amueblar y decorar la habitación desde un primer momento no es una tarea sencilla. Para ello, puedes elegir una cuna antigua o una moderna para colocar en su este espacio.

En este sentido las cunas varían mucho en cuanto a su tamaño y su diseño. Muchos padres se olvidan de las modernidades del siglo XXI y sigue apostando por la cuna antigua de madera. Tal vez por nostalgia, por recuerdos o posiblemente por pertenecer a la familia desde hace generaciones. De igual manera, desde Zumadia te damos unos consejos para que sepas cómo debe ser la cuna antigua perfecta para tu retoño.

Cómo encontrar la cuna antigua perfecta

Cuna antigua restauradaSea una cuna moderna o clásica, lo primero que debes tener en cuenta es que cumpla con la normativa de la UE. Vela por la seguridad de los muebles en el ámbito infantil donde las cunas deben pasar una serie de pruebas para testar su resistencia. Así, la distancia entre los barrotes será entre 45 y 65 milímetros para permiten que saquen el brazo pero no el torso. También se regula la regula la altura de los laterales, cabezales y la medida de las lamas del somier. Se recomienda poco espacio entre el colchón y los laterales y frontales para impedir que el bebé pueda meter la mano o el pie y se quede atrapado.

Dejando a un lado la parte técnica, se recomienda la madera como material para tu cuna. Es el más higiénico y se puede vestir con chichoneras forradas de espuma para evitar golpes. Si quieres pintar la madera, se recomienda que sea con pintura no tóxica. Los pequeños tienden a chupar y morderlo todo cuando empiezan a salir los dientes.

Apostar por una cuna antigua de madera es una apuesta segura. Lo puedes hacer a través de colores neutros, mientras buscas que otros estimulan sus sentidos. Las cunas deben ser confortables y seguras al mismo tiempo. Pueden llevar ruedas para desplazarla de un sitio a otro, siempre y cuando dos de ellas tengas freno.

Si quieres crear una habitación de ensueño, solo tendrás que buscar la cuna antigua adecuada. La ropa de cama hará mucho en tu elección, donde puedes seleccionar tejidos naturales como el lino o el algodón. Se trata de materiales que ofrecen naturalidad, suavidad y también un fácil lavado.

Cometarios(0)

Dejar un comentario