Ya sabemos que todos los elementos de tu despacho son clave a la hora de trabajar y desarrollar tus funcionales laborales. Necesitas un ambiente acogedor, agradable y donde la concentración prime por encima de todo. Para lograrlo, la iluminación es un paso fundamental que muchas veces pasa desapercibida. Algo que puedes conseguir con nuestras lámparas antiguas.

Los escritorios, las sillas e incluso otra serie de accesorios son importantes al montar tu despacho en casa. No dejes de lado la iluminación, ya que de ella dependerá nuestra fatiga visual, cansancio y concentración. Tener una luz adecuada, puede hacer que estemos más despiertos a la hora de trabajar. Para que no pierdas ningun detalle, desde la tienda de antigüedades Zumadia te damos algunos consejos prácticos.

Cómo debe ser la iluminación con lámparas antiguas

Siempre que sea posible, coloca tu despacho cerca de una ventana. De esta forma aprovecharás la luz natural el tiempo que sea posible evitando sombras y reflejos. Las persianas y estores son buenos compañeros de batalla para controlar la entrada de luz solar a lo largo del día. Sobre todo, en el verano cuando hay más horas de luz.

Lámpara de sobremesa antiguaAunque tengas mucha luz natural, tienes que combinarla con una luz general artificial. Una luz que se proyectará desde el techo y pueden ser plafones o lámparas antiguas colgantes. Incluso lámparas de pie que tengan una buena iluminación y otorguen una luz ambiente adecuada. Darán una iluminación en toda la habitación, a la que deberás añadir una luz puntual para evitar la fatiga visual.

Esta luz puntual, es la más importante para los despachos, zonas de estudio y mesas de trabajo. Se recomienda una lámpara orientable que permita dirigir el foco de luz donde quieras sin deslumbramientos. Debe ofrece unos lúmenes correctos para trabajar sin que te canses o fatigues. Desde Zumadia contamos con lámparas antiguas de sobremesa que pueden acompañarte día a día en tu trabajo:

  • Lámpara de sobremesa antigua de cerámica: se trata de una lámpara de sobremesa perfecta para tu despacho antiguos. Lleva como base un tarro de cerámica de color granate muy distinguido y elegante. La pantalla es de tela plisada y cuenta con una altura total de 52 cm.
  • Lámpara de sobremesa antigua: se trata de una lámpara de sobremesa que combinará a la perfección en tu despacho o zona de trabajo. Lleva como base un candelabro y un velón que harán un lugar cálido y acogedor. La pantalla es de tela plisada con cordón de flecos en su parte inferior. Tiene una altura total de 52 cm.

Cometarios(0)

Dejar un comentario