Inicio / Muebles antiguos / ¿Cómo restaurar el mobiliario antiguo?

En verano aprovechamos los días de descanso para ir al pueblo. Nos vamos a pasar unos días para visitar a la familia (abuelos, tíos, primos…). No solo disfrutaremos de su compañía sino también de la tranquilidad que se respira en estos sitios. Los pueblos son el lugar perfecto para desconectar de la ciudad y de la rutina, pero también para encontrar alguna que otra antigüedad en casa de nuestros familiares. Viajas cómodas, aparadores, mesas o incluso complementos decorativos antiguos que en un primer momento pueden parecer horrorosos o basura. Sin embargo, con la reparación correcta podemos convertirlos en maravillosas joyas. Quedarán geniales en nuestra vivienda o comercio. Si este verano has encontrado un mueble antiguo en casa de tus abuelos o tíos y quieres repararlo, en Zumadia te vamos a decir los pasos que debes dar.

Consejos para restaurar muebles antiguos

Antes de comenzar con la restauración, es importante valorar si vale o no la pena hacerlo. Hay muebles antiguos que están verdaderamente destrozados y poco se puede hacer para repararlos. Si tienes que reemplazar pocas piezas, entonces te merecerá la pena. Sino no.

  • Materiales básicos: principalmente necesitarás tener lijas de varios tamaños y durezas, pinceles, trapos de algodón, destornilladores, una espátula, estropajos de aluminio, algodón y cuchillas. No te olvides de utilizar mascarillas y guantes de goma.
  • Evita las reparaciones al aire libre. Lo mejor es trabajar en el interior ya que el sol, la lluvia y el aire pueden dañarmás el mueble. Las mejores opciones son los garajes o habitación habilitadas para manualidades.
  • Comprueba que el mueble no tiene carcoma. En caso afirmativo, compra un producto para eliminar la carcoma por completo. Sigue las instrucciones de uso del fabricante.
  • Eliminada la carcoma, tocará el turno de reparar los golpes y tapar las fisuras. Puedes utilizar masilla o cera natural para disimular los arañazos e imperfecciones. Cambia aquellas piezas que estén dañadas. Por último, lija bien todo el mueble. No solo eliminarás todas las imperfecciones e incluso alguna que otra mancha sino que también quedará suave.
  • Una vez lijado, limpia bien el mueble. Elimina los restos de polvo y suciedad. Pasa un trapo humedecido en agua y jabón neutro. Después, déjalo secar.
  • Aplica una capa de barniz y déjalo secar durante un día. Vuelve a lijar el mueble, limpia el polvo y aplica una nueva mano de barniz en el sentido de la veta. Por último, aplica una capa de cera incolora para darle un aspecto más natural al mueble antiguo. Aplica la cera con la ayuda de un trapo de algodón.

Zumadia-reparar muebles antiguos

Con estos pasos conseguirás restaurar el mueble antiguo familiar. Si te parece muy complicado, contacta con nosotros y te lo repararemos. Del mismo modo, en nuestra tienda podrás encontrar un amplio catálogo de antigüedades. Si tus familiares no tienen antigüedades en la casa del pueblo, no te preocupes. Siempre podrás comprar muebles y objetos decorativos antiguos en Zumadia.

Cometarios(0)

Dejar un comentario