Inicio / Muebles antiguos / Beneficios de los archivadores antiguos

Si tienes una empresa o despacho y necesitas espacio, los archivadores antiguos de Zumadia son la solución a tus problemas. Cualquier negocio necesita acumular papeles, facturas, trámites, proyectos y un largo etcétera. Los archivadores son elementos fundamentales en una oficina si quieres tener todo ordenado y organizado.

Por qué elegir archivadores antiguos

Cada vez hay menos tramites que realizar en papel con las nuevas tecnologías; sin embargo algunos documentos necesitan ser almacenados y conservados debidamente. Los archivadores antiguos te ofrecen una serie de ventajas y beneficios increíbles de los que te puedes aprovechar.Archivador antiguo

Por una parte orden y planificación. Permiten tener en orden en espacios tanto pequeños como grandes. Muy útiles para planificar eventos, organizar facturas o proyectos. Se puedes clasificar de la mejor manera para tu empresa. Además los archivadores antiguos ayudan a gestionar de forma eficaz el espacio de la oficina. Así las mesas no cargan con tanto peso y está todo en el mismo lugar donde buscarlo. Ayudan a la distribución del espacio puesto que no ocupan mucho tamaño y almacenan gran cantidad de documentos.

El principal beneficio de los archivadores antiguos es la elegancia en la decoración. Puedes apostar por los sosos y simples archivadores actuales o elegir la distinción que te ofrecen los antiguos. Le darán un toque de originalidad al despacho, al mismo tiempo que siguen teniendo todo bien organizado.

Ejemplos de archivadores antiguos en Zumadia

Pequeño archivador antiguo: archivador de madera de roble. Aunque el frente simula ser una persiana, lo cierto es que es una puerta. En el interior lleva 3 baldas regulables en altura. Lo hemos restaurado, tratado contra xilófagos, terminado a la cera por fuera y barnizado por dentro. Medidas 50 x 42 x 90 cm.

Archivador antiguo: archivador de madera de nogal. Mueble antiguo de principios de siglo con 10 cajones bandeja cerrados con persiana. En la parte superior tiene la tapa abatible pudiéndose colocar como atril a distintas alturas. Está restaurado, tratado, lacado por dentro y encerado por fuera. Hoy en día se puede utilizar como archivador o como pequeño sifonier. Medidas: 45 x 36 x 134 cm.

Cometarios(0)

Dejar un comentario