La palabra atril deriva de ‘legree’, una palabra latina que significa ‘leer’. A veces, no se le llama atril en absoluto y pasa a llamarse podio o púlpito de manera errónea. Se trata de un mueble sobre el cual un orador coloca sus notas durante una conferencia, discurso o presentación. Al menos era esa la concepción de los atriles antiguos porque ahora existen muchos distintos.

Las culturas antiguas los usaban mucho. Por ejemplo, en los estudios religiosos donde el atril y el púlpito a veces se fusionan. Incluso los antiguos griegos y romanos que ponían atriles de piedra en monumentos históricos. Se han usado en diversas épocas, desde para tratar asuntos sociales como enfermedades a dictar ordenes en tiempos de guerra. Ayudaron a dar poder para dirigirse a la gente.

Desde Zumadia queremos acercarte más a este mueble antiguo tan característicos. Por eso te explicamos un poco más de su historia. Al mismo tiempo que te damos a conocer algunos atriles antiguos que puedes adquirir en nuestra tienda de antigüedades.

Tipos de atriles antiguos que existen

Antiguamente los atriles de pie eran los más conocidos, pero también existen los de sobremesa. Aquellos atriles de madera que están diseñados para libros grandes y de medidas especiales. Es la solución perfecta para una lectura o la exposición de libros importantes. Ya que están pensados para poner en valor los libros que se convierten en los auténticos protagonistas.

Atril antiguo de maderaAquí tenéis una pequeña selección de atriles antiguos interesantes tanto de pie como de sobremesas, tanto de madera como de metal. ¡Elige el que más te guste!

  • Atril antiguo de madera: se trata de un atril antiguo restaurado hecho en madera de roble. Hermoso atril rústico de pie muy estable con un eje central torneado con 3 patas y amplia base para sostener los libros. Se ha restaurado, tratado contra la carcoma  y terminado a la cera.
  • Atril antiguo para lectura: se trata de un atril antiguo para lectura en madera de caoba. Es regulable en altura y en la inclinación de la mesita, también tiene rueditas en la base inferior para desplazarlo Está indicado para leer desde la cama o desde la butaca sin necesidad de tener que soportar el libro.
  • Atril antiguo: se trata de un atril antiguo de madera de cerezo y nogal. Está destinado para colocarse encima de una mesa o cualquier otro lugar. Se puede usar para leer o para exponer algún libro importante que tengas. Está tratado contra xilófagos.
  • Atril antiguo de bronce: aunque los atriles de madera son los más comunes, tanto para pie como para sobremesa; hay otros de metal igual de impresionantes. Como este atril antiguo de bronce, perfecto para decorar y exponer tus adquisiciones literarias.

Cometarios(0)

Dejar un comentario