Inicio / complementos decorativos / Elementos básicos para decorar el pie de cama

Cuando estamos decorando un dormitorio antiguo, cualquier parte de la habitación se vuelve relevante. Cada elemento debe estar perfectamente escogido para que muestre una sintonía con el resto del conjunto. Si la semana pasada os hablábamos del pie de cama, hoy os damos unas ideas para saber que puedes colocar en este espacio concreto.

Las soluciones para tu pie de cama son numerosas y cada vez más innovadoras. No tienes porque quedarte con una sencilla, sino ampliar tu imaginación y decorarlo de la manera que más de guste. Por eso desde Zumadia, te contamos aquellas más clásicas y otras más modernas para vestir tu pie de cama adecuadamente.

Piezas clave para tu pie de cama

  • Banquetas: quizás una de la solución más fácil para el pie de cama sean las banquetas. Dos banquetas individuales emparejadas son la opción perfecta para quienes comparten estancia con su pareja. Como por ejemplo nuestra banqueta rústica de madera de roble antiguo. Un pequeño banco construido que tiene cuatro caras, recortas y pequeñas tallas de estilo gótico. Perfecto para tu dormitorio.
  • Bancos: posiblemente los bancos antiguos también sean la opción más tradicional en este terreno. Se convierten en un parte fundamental para descalzarte por la noche y vestirte. Para ayudarte, te damos a conocer nuestro banco rústico antiguo de madera de roble. Se ha restaurado, tratado contra la carcoma y terminado a la cera. Ideal para tu dormitorio.
  • Baúles: si quieres algo de almacenaje, posiblemente lo que estás buscando es un baúl. Que además puedes cambiar de lugar y tapizar para reforzar el asiento y que sea más cómodo. Te ofrecemos nuestro baúl antiguo restaurado y hecho de madera. Está tratado, barnizado el interior y terminado a la cera por fuera.
  • Sofá / diván: si no quieres decantarte por la solución más común como son los bancos, banquetas o baúles; también puedes dejar volar tu imaginación. Usa un sencillo diván o un pequeño sofá de dos plazas que encajará a la perfección. Cualquier opción es válida siempre que tengas espacio y no sobrepase la anchura de la cama.
  • Maletas: más allá de esos aspectos clásicos, también puedes colocar en tu dormitorio un juego de maletas antiguas. Esas piezas que heredaste de tus abuelos o que compraste en el último viaje. Se vuelven clave ya que servirán de almacenaje al mismo tiempo que podrás sentarte.

Cometarios(0)

Dejar un comentario