Inicio / complementos decorativos / Mesas auxiliares antiguas con forma rectangular

Uno de los elementos que no pueden faltar en ningún salón o comedor son las mesas. Si tienes el espacio necesario, incluso podrás hacerte con algunas mesas auxiliares antiguas que completen la decoración. Hay muchas tipologías, diseños y estilos de mesas pero como amante de lo antiguo apostarás por aquellas de excelente calidad.

Las mesas auxiliares antiguas dan una funcionalidad diferente a las mesas de centro o de comedor. Además proporcionarán un almacenamiento extra así como una decoración independiente donde las situemos. Estas mesas auxiliares suelen quedar bien en el salón, en el comedor, en el pasillo o en la entrada. Han sido restauradas respetando su encanto, su diseño original y mejorando la calidad. Desde Zumadia te damos a conocer algunas mesas con forma rectangular para colocar en zonas con menos espacio.

Ejemplos de mesas auxiliares antiguas

Mesita tocinera antigua: se trata de una mesita antigua en madera pino. Antiguamente eran mesitas utilizadas para las labores de matanza. En la actualidad, dado su tamaño, son fáciles de colocar como mesilla noche o auxiliar en cualquier rincón. Está restaurada, tratada contra xilófagos y terminada a la cera. Sus medidas son: 55 x 40 x 52 cm.Mesita tocinera antigua

Mesita antigua auxiliar restaurada: se trata de una mesita antigua en madera de cerezo. Bonita mesa con las patas delanteras torneadas y agallonadas dejando las de atrás rectas. Cuenta con un cajón y balda extraíble debajo, la tapa es de madera de roble. Está restaurada, tratada contra carcoma y terminada a la cera. Sus medidas son: 78 x 47x 80 cm.

Mesa rústica de refectorio: se trata de una mesita de refectorio. Está construida de manera artesana con madera antigua siendo una reproducción fiel  de como se hacían este tipo de mesas. Mantiene todos los aspectos exteriores de la madera antigua original. La tapa es de una sola pieza de madera de castaño y las patas son de madera roble. La mesa conserva la textura original, la hemos tratado contra xilófagos y se puede emplear como consola o aparador. Sus medidas son: 173  x 54 x 77 cm.

Mesa de juego antigua restaurada: se trata de una mesita de juego en madera de nogal. Esta mesa presenta un tablero de ajedrez compuesto por piezas de marketería de limoncillo y ébano incrustadas sobre la tapa. En el interior hay un hueco para guardar los juegos. Al girar la tapa y abrirla deja una superficie de tapete enmarcada y cerrada se puede utilizar como consola. La hemos restaurado, tratado contra xilófagos y terminado a la cera. Sus medidas son: cerrada de 83 x 41 cm y abierta de 83 x 83 cm.

Cometarios(0)

Dejar un comentario