La combinación de muebles antiguos y muebles modernos funciona tanto dentro como fuera del hogar. La mezcla se puede dar en cualquier estancia del hogar, solo debes saber incluirlo en su justa medida sin saturar el ambiente. El mobiliario clásico aportará una dosis extra de carácter y personalidad que los muebles contemporáneos no tienen. De ahí que su unión sea de lo más efectiva.

En esta ocasión dejamos el interior de tu vivienda, para salir a esos espacios exteriores que tan importantes se han vuelto. Patios, terrazas, jardines o balcones son clave para disfrutar de la mejor compañía en armonía. Aunque es una zona en la que tendrás que tener en cuenta los acabados para que deben soportar las inclemencias del tiempo. Desde Zumadia te damos las claves para lograr esa mezcla ideal en cualquier espacio exterior.

Muebles modernos y antiguos en espacios exteriores

  • Iluminación: es fundamental en cualquier espacio, pero a veces no le prestamos la suficiente atención en el exterior. Si tienes un lugar de reducidas dimensiones, los apliques serán tus mejores aliados; pero si, por el contrario, cuentas con un lugar amplio, hazte con una lámpara antigua de techo que atraiga la atención de tus visitas.
  • Sillas: si cuentas con una mesa contemporánea, la puedes combinar con sillas antiguas. Es una mezcla ideal y que funciona muy bien, pero no olvides la comodidad. Hay que pensar en que pasaremos mucho tiempo en ellas con familia, amigos o invitados. Si las sillas son de metal, usa cojines o espumas para mejorar la comodidad.
  • Bancos: además de las sillas que rodean una mesa de centro, los bancos antiguos también son interesantes. En ellos puedes reunirte con tus seres queridos para disfrutar de momentos juntos. Además, son cómodos, espaciosos y distinguidos. Apuesta por este elemento decorativo tan especial en espacios exteriores como jardines o patios.
  • Mesas: la combinación inversa de mesas antiguas y sillas modernas, también funciona a la perfección. Suelen ser de madera, con un aspecto imponente y que dará mucha personalidad a tu espacio. Coloca tu mesa antigua en un patio o jardín con techo, para que no se deterioren con las inclemencias del tiempo.
  • Aparadores: si tu espacio exterior es más reducido, puedes completarlo con un aparador antiguo. Le dará el toque personal que necesitas, al mismo tiempo que funciona como lugar de almacenaje. Con una decoración moderna, será la guinda del pastel que además puedes convertir en minibar o deposito de bebidas para tus invitados.

Cometarios(0)

Dejar un comentario