Inicio / Muebles antiguos / Apuesta por una consola antigua en el recibidor

La entrada de tu hogar, es una de las zonas más transitadas y al mismo tiempo de las más difíciles de decorar. Suele tratarse de un espacio pequeño y estrecho, lo que complica su decoración. Es el responsable de una primera impresión para tus invitados, teniendo que transmitir buenas sensaciones. En este sentido, las consolas antiguas juegan un papel fundamental en tu recibidor.

Ya hemos visto que son muchas las partes decorativas que pueden formar parte de tu recibidor. Pero si te apetece dar un toque elegante, acogedor y sofisticado tendrás que apostar por una variedad de muebles muy específicos. Desde la tienda de antigüedades de Zumadia, te explicamos cómo las consolas antiguas están cargadas de exclusividad y son una buena idea para tu recibidor.

Por qué elegir una consola antigua en la entrada

Las consolas antiguas para tu entrada no son solo parte del mobiliario. Aunque destacan por su diseño, su elegancia y su carácter original, también cumplen una funcionalidad. En ellas podemos tener todo tipo de objetos personales que usamos a diario. Las llaves del coche, las gafas de sol, las cartas o incluso bolsos y zapatos. Por lo que las consolas sirven para almacenar todo tipo de cosas.

Al tratarse de una zona de tránsito, la consola antigua tendrá que ser estrecha y estar pegada a la pared. Si optamos por una consola demasiado grande, el espacio se verá reducido sin contar con el espacio vital para moverte en esta zona de la casa. A la hora de decorarla, intenta elegir piezas que no sean muy pesadas y resistentes a los golpes. Un ejemplo son los floreros u objetos antiguos de diferentes materiales.

La consola antigua de tu entrada puede tener uno de los mejores complementos posibles, un espejo. Al tratarse de recibidores pequeños, la colocación de un espejo nos dará mayor amplitud y luminosidad al espacio. Y nunca está de más tener un espejo en el que mirarte antes de salir de casa para darte los últimos retoques. Lo mires por donde lo mires, tener un espejo encima de la consola es una idea formidable.

En resumen, colocar una consola antigua en tu entrada es una buena idea tanto en términos estéticos como funcionales. Gracias a ella tendremos una pieza elegante y original, que servirá para tener todos los objetos que necesites a mano.

Dejar un comentario