Inicio / Muebles antiguos / Claves de las cocinas de estilo clásico-moderno

El estilo clásico, antiguo o vintage está más de moda que nunca. Son muchas las decoraciones de interiores que lo incluye como parte destacada en cada estancia. Quizás no predominando, pero si aportando ese toque único y especial que solo se consigue con sus muebles. Algo que también se ha podido trasladar hasta las cocinas que vienen cargadas de nuevas tendencias.

E estas tendencias para las nuevas cocinas del siglo XXI podemos encontrar el estilo clásico-moderno. Un ambiente donde predomina el blanco, las mezclas atrevidas, las alacenas y los muebles de madera. Es un estilo muy acogedor, una cualidad que se busca siempre en las cocinas. Si quieres saber cómo son las cocinas clásicas-modernas, desde Zumadia te damos las claves para conocerlas.

Rasgos para conocer las cocinas clásicas-modernas

  • Mármol: el mármol es uno de los materiales estrella en cualquier cocina clásica-moderna. Se apuesta de manera segura por lograr un ambiente clásico, pero también elegante, funcional y que no pasa de moda. Además, tendrá una combinación perfecta con otros elementos de otros materiales que se mezclarán a la perfección en este espacio para crear recuerdos.
  • Madera: para contrastar con el mármol y otros materiales, elegimos la madera. Una forma de crear contraste es con una mesa de madera o un sueño de madera para que el ambiente sea más acogedor. Esa combinación también con los electrodomésticos logrará un toque elegante y muy acertado para las cocinas actuales.
  • Mesa: si tienes espacio suficiente, pon una mesa antigua en tu cocina moderna. Se convertirá en el centro neurálgico de una casa para comer, cenar y celebrar reuniones con amigos y familiares. De esta manera, crearás tiempo juntos convirtiendo a esta mesa en una pieza protagonista del diseño.
  • Blanco: el blanco es uno de los colores más repetidos en las cocinas. Lo cual combina perfectamente con la madera aportando la modernidad y el diseño que tienen ambos colores. La madera no solo viene dada por una mesa o sillas, también con taburetes y otros muebles antiguos de gran relevancia en esta estancia.
  • Platos: la decoración antigua también se transforma en un básico en el estilo clásico-moderno de las cocinas. Un ejemplo son los platos decorativos colgados en la pared o que reposan en una alacena. A ellos podemos añadir otros objetos de decoración como fruteros, soperas, jarras y otros utensilios de cocina.

Cometarios(0)

Dejar un comentario